lunes, 27 de mayo de 2013

ANIVERSARIOS



ANIVERSARIOS
CASIANO LÓPEZ PACHECO

Después de cumplirse el primer año de gobierno de coalición en el virreinato andaluz entre PSOE e IU, bajo la sombra de un proceloso mar revuelto e inquieto, de oscuros tintes azules, donde resuena el eco perdido de las voces de Aznar como una psicofonía lejana y donde acaban de imputar a la ex alcaldesa de Jerez,  Pilar Sánchez, por delitos contra la Hacienda Pública y prevaricación por gastarse indebidamente 8,6 milloncejos de euros en partidas diferentes a las previstas, siguiendo los pasos del singular Pacheco, un horror vacío que nace del estómago  nos sume en una descorazonadora pena, igual que si acabáramos de ver la película  Amor  de M. Haneke.
Una densa historia sobre el amor, la vejez y la muerte que hace tambalear los cimientos de una anciana pareja de músicos a los que todo se les viene encima cuando la diosa Fortuna les sacude de su cómoda y rutinaria vida con un fuerte revés que los deja descolocados, dejando a la protagonista limitada e impedida.
Con un realismo descarnado, asistimos a un final trágico que no intuimos siquiera, que nos deja perplejos y aturdidos y con un amargo sabor  de boca. De la misma forma que esta pareja acomodada no tenía ni idea de lo que se le venía encima, nosotros desconocemos también qué es lo que va a suceder en los próximos 3 años y si en los sucesivos cumpleaños de este aparentemente sanote infante que han parido las últimas elecciones, va a seguir creciendo tan feliz y ajeno al resto de la familia – usted y yo- , que somos los escasos contribuyentes que vamos quedando.
A los papaítos les da igual, sin embargo. Mientras la ubre esté medio llena, los dos partidos- el que lleva gobernando más de 30 años este cortijito saleroso, que llega a confundirse con las lindes de su partido y el recién llegado al convite, que sucede al andalucismo periclitado en su función vital de muleta para que todo un régimen no se venga abajo- seguirán exprimiendo la dulce teta del poder, que como la leche de la amapola, induce al sueño y a la inactividad.
Felicidades. Se lo merecen. Tanto brío y entrega han de tener su recompensa.