lunes, 20 de mayo de 2013

SÍMBOLOS



SÍMBOLOS
CASIANO LÓPEZ PACHECO

Pedro Pacheco no ha tenido que someterse a ninguna operación que menoscabe el símbolo de su masculinidad , aunque la sentencia de 39 folios que acaba de dictar la Sala 8 de la Audiencia Provincial le condene a 4 años y medio de prisión, por un delito continuado de prevaricación y malversación de caudales públicos. Lo que es más fácil de entender, por un delito de enchufismo al contratar a 2 asesores ( José López Y Manuel Cobacho) , destacados miembros de uno de sus partidos, por aquel entonces. Como mucho, sin operaciones de riesgo, le han tocado las pelotas, nada más.
El “ Enorme” dirigente histórico del eclipsado andalucismo no ha podido evitar la zancadilla de la Justicia, a la que tanto denostó en su momento con aquella mítica frase que forma parte ya del subsconciente colectivo y que guardamos en la memoria. En la rueda de prensa del otro día, fue mas comedido y se limitó a decir que la sentencia era un disparate y que él no iba a ser el chivo expiatorio de otros casos  de relumbrón ( Bárcenas, el yerno del  Rey…. etc).
Por lo tanto se defenderá utilizando todos los recursos que estén en su mano. Pacheco es así. Es un funambulista al que han quitado el cable y la red y no parece que este sea el mejor final para un personaje que ha dedicado toda su vida a la cosa pública, para que al final lo enmarronen como a un quinqui cualquiera.
Veremos si los recursos prosperan y en que queda el asunto y si llega a pisar el trullo- harto improbable- o no, este líder de la comarca jerezana que un día lo fue todo y ahora es nada. Pero pasemos de una inteligencia preclara como la de Pedro a la belleza seductora de Angelina Jolie, que ante el terror de sufrir en el futuro de un potencial cáncer de mama, ha decidido, supongo que con el apoyo de Brad, de hacerse una doble mastectomía con su posterior reconstrucción de sus lindos senos, reduciendo preventivamente la posibilidad de que le toque .
Guiada por un impulso o una premonición, la Jolie ha sacrificado las manzanas de su feminidad, la sensualidad de sus pechos que alimenta el deseo de los hombres con el fin de reducir el riesgo de un cáncer como el que mató a su madre. En esta partida de póker que es la vida, esta chica valiente ha enseñado la primera sus cartas, adelantándose a los demás y sirviendo de ejemplo al mismo tiempo, sin esperarse a ver qué juego llevan los otros.
Fuera, con un sol de justicia, una banda de forajidos prepara el patíbulo donde colgar al que un día fue el mayor sheriff del condado, Pedro Pacheco. Se nos acaban los símbolos como se va la arena entre las manos. Son tiempos poco brillantes. Al menos, tan brillantes como la idea de la ONU de acabar con el hambre en el mundo a base de comer insectos. Nos encanta la idea. Que comiencen ellos. Buen apetito.